Los errores públicos del Ciberciudadano Digital #PerdonalosSeñor